Neko

En el mismo trayecto del Sol...

"...en todo caso, había un solo túnel, oscuro y solitario: el mio..."

7.12.06

Algunas cosas en la vida (XVII)

Salió de la oficina, rezagada, apesumbrada, creyendo que el mundo se le venía encima. El amor de su vida moría y ella, por mas que quería no podía hacer nada. Llegó a casa y se encerró en una habitación. Pensaba en lo que había pasado en la oficina de su mentor.
-Necesito tu ayuda, necesito un corazón.
-Sabes que no te puedo ayudar. Vas a tener que aceptar que él va a morir. Lo siento mucho.
-Pero debe de haber algo que yo pueda hacer, algo en que pueda ayudar. Estoy dispuesta a hacer lo que sea.
-No te desesperes. La vida es así y nadie la puede cambiar.

Rompió en llantos sentada en el piso de su habitación. No podía imaginar la vida sin él. Apenas habían pasado unos meses desde que se conocieron y ya lo tenía como alguien de quien no podía prescindir. El amor es así.

De repente se oyó un estruendo en el suelo, salió de la habitación y lo vió en el piso, llamó a emergencias, lo tomó de la mano y trato de darle primeros auxilios, pero no volvía. No volvía. ¿Por qué ahora? Ella lo único que quería era morir con el. Llegaron al hospital y ella oyó algo que muchas veces había dicho: Hora de muerte 02:45 p.m....

1 Comments:

At 10:42 a. m., Blogger J.R. Reyes said...

Dios mío....!!!! Ya me hacía falta la historia y vaya que ahora si me dejaste intrigado...Keep the good job!!!!

 

Publicar un comentario

<< Home